El Templo

Posiblemente su primer templo fuera aquella capilla situada en la Cuesta de la Vega, en la que se daba culto a “Santa María de la Vega en su Concepción Admirable”. Capilla que podría haber sido descubierta hace años en el hoy llamado Parque de Mohamed I, y cuya puerta de acceso puede verse actualmente tapiada en el muro que sustenta el talud que allí se encuentra.

Este lugar es el mismo en el que se cree apareció la imagen en 1085, ya que sólo el ancho de una calle lo separa de la pared de la Cripta de la Almudena, donde una Imagen de piedra colocada en una hornacina ha venido conmemorando el lugar del hallazgo.

El segundo templo fue la iglesia de Santa María, situada en la confluencia de las calles Mayor y Bailén (la primera de éstas llamada entonces “Real de la Almudena”), con categoría de Colegiata, erigida donde anteriormente podría haber estado una mezquita.

En esa iglesia recibió culto hasta que en 1868, tras el triunfo de la Revolución de Septiembre del mismo año, el primer Ayuntamiento popular mandó derribarla con motivo de nuevas ampliaciones en las calles.

Y ahí da comienzo la larga peregrinación de nuestra Patrona por distintos templos madrileños -121 años de los cuales pasó 39 en la antigua Catedral de San Isidro- hasta su entronización definitiva en la que habría de ser Catedral de la Almudena, consagrada el 10 de Junio de 1993 por Su Santidad el Papa Juan Pablo II.

Las obras de la catedral comenzaron en 1883 según el proyecto neo-gótico del marqués de Cubas, y finalizaron en la fecha anteriormente citada, de acuerdo con el proyecto neoclásico de los arquitectos don Carlos Sidro de la Puerta (1911-1983) y don Fernando Chueca Gotia (1911-2004), quien logra concluir la Catedral, tras 110 años de espera.

Comments are closed.