Apertura del Capítulo de Damas 2012

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Abierto queda el Capítulo de Damas de la Corte de Honor para mayor gloria de Dios y de Su Madre, en la advocación de Santa María la Real de la Almudena.

La Corte de Honor nació hace 100 años por una necesidad imperiosa que una mujer, ¡siempre una mujer!, supo ver.

La Patrona de Madrid estaba sola. Su casa, aquella que el Ayuntamiento derribara en 1868, empezaba por fin a construirse. Hacía un año, lo celebrábamos el año pasado, la Cripta se había consagrado a Ella pero la devoción a María de la Almudena estaba prácticamente perdida. La corte de los reyes de España desde Isabel II se había ido acercando a Atocha y no podemos olvidar el tremendo tirón popular de la Virgen de la Paloma, verbena y zarzuela incluidas.

La devoción a Santa María la Real de la Almudena, esa devoción, mantenida a lo largo de siglos por dos congregaciones centenarias, había decaído. La Patrona de Madrid, en su Cripta recién estrenada, estaba, repito, sola.

Y Mª. Teresa de Borbón y Habsburgo-Lorena, Infanta de España, que vivía en su palacio justo enfrente y la visitaba y lo veía, quiso darle solución. ¿Cómo? Creando una Corte de Honor, similar a la de su madre la reina Dª. Mª. Cristina, que le diera vela permanente, que la acompañara en su soledad igual que la reina de España estaba acompañada por las Damas de la nobleza. Y de esta manera tan sencilla nació la Corte de Honor. Como un Capítulo de Damas nobles que le dieran vela continua a la Virgen.

Los años han pasado, los tiempos han cambiado y la devoción a nuestra Patrona es un hecho palpable. La nueva catedral ha tardado mucho en construirse pero finalmente fue consagrada en 1993 por un Papa, que ya está en los altares. El 9 de Noviembre, día en que se celebra su advocación, es laboralmente festivo y masas ingentes de fieles la llenan, así como el recorrido de la procesión. Todavía no es día de precepto pero supongo que solo es cuestión de tiempo. Lo cierto es que Santa María la Real de la Almudena está acompañada de continuo.

¿Haría esto inútil la presencia de la Corte de Honor? ¿Estamos, pues, amortizadas? ¡No, ni mucho menos! La Corte de Honor está formada por mujeres que se saben adaptar a los tiempos en que vivimos. E, igual que hace 100 años la fundadora vio que nuestro sitio era la vela a su lado, en el año 1971 otra mujer, Clara Álvarez de Linera Polo, de D’Ocón, supo ver que nuestro lugar seguía estando junto a Ella, como sus velas lo están. Pero ardiendo, como ellas, de amor por los Olvidados. Poniendo la advocación de Almudena en los labios de todos aquellos a los que socorremos en su nombre.

Así, esta Corte de Honor, compuesta a día de hoy por más de 2.500 Damas, niños y niñas, se prolonga en oraciones que invocan a Santa María la Real de la Almudena por todo Madrid, por toda España, por todo el mundo. No en vano tenemos Damas Orantes en Guinea Ecuatorial, colaboramos con el Obispado de Loreto, en Perú y la Corte Infantil tiene catorce niños apadrinados en África.

Hoy es el cumpleaños de la Corte de Honor. Por eso al terminar estas palabras vamos a dejar al pie del altar de la Virgen los dígitos que forman ambas fechas 1912 – 2012 con números formados por flores, que serán llevados por 8 personas que representan la Corte de Honor:

  • una niña,

  • un paje,

  • una Dama joven que se pone hoy nuestro Traje Capitular por vez primera,

  • una Dama Celadora, la más antigua en la actualidad

  • una Dama de Honor

  • un Caballero Protector

  • la Consejera-Delegada de Damas Orantes en representación de esos 28 conventos, hoy especialmente unidos a esta Fiesta por la oración y cuyo carácter de clausura imposibilita su presencia aquí, y

  • un seminarista.

Tras ellos una Dama joven llevará una vela encendida en recuerdo de las Damas que ya no están con nosotras. Es el recuerdo palpable a quienes nos precedieron durante estos 100 años. Ellas siguen siendo la Corte de Honor allá en el cielo, gozando directamente de la presencia de nuestro Salvador y de su Madre.

Seguidamente irá otro Caballero Protector portando el Guión conmemorativo del I Centenario.

Todos ellos dejarán su ofrenda al pie del altar de la Virgen, para que se queden junto a Ella, como lo estamos los miembros de la Corte de Honor.

Ya en la Eucaristía, en el Ofertorio, junto con el Pan y el Vino entregaremos los libros publicados este año con motivo del Centenario, uno destinado a los niños y otro centrado en nuestra fundadora, la Infanta Mª Teresa, también los marcapáginas con el texto del himno de la Almudena, las invitaciones a los dos ciclos de conferencias programados, uno ya felizmente finalizado y otro que se impartirá (si Dios quiere) en la Sala Capitular de esta Catedral, en los meses de octubre y noviembre y que esperamos también sea un éxito; así como el programa del concierto que ofrecerán el Coro de la Catedral y la Unidad de Música del Regimiento Inmemorial del Rey Nº 1 del Cuartel General del Ejército, asimismo en la catedral, el 14 de noviembre próximo y al que todos estáis invitados. Les acompaña en la bandeja el maravilloso cartel pintado por Daniel Puch que desde hace días difunde por Madrid entero esta celebración.

Está siendo un año muy rico en actividades dedicadas a nuestra Madre y queremos ponerlas todas ellas bajo el amparo de nuestro Señor, su Divino Niño.

Asimismo en el ofertorio ofreceremos cien rosas rojas, una por cada año de vida de esta Corte de Honor. Una por cada año de amor vivido junto a nuestra Patrona.

Al terminar la eucaristía le será impuesta la Medalla de la Corte de Honor a S.A.R. Dª. Mª. Margarita Vargas y Santaella, Duquesa de Anjou y a su hija Doña Eugenia de Borbón y Vargas. Ambas, sobrina bisnieta y sobrina tataranieta de la infanta Mª Teresa, vienen a reforzar la unión de esta Corte de Honor con sus regias raíces. Ambas representan a las Damas y niñas que hoy se unen a nosotras y en su nombre recibirán nuestra Medalla.

Acto seguido la Excma. Sra. Dª Ana Botella Serrano iba a recibir el Lazo acreditativo de su cargo de Camarera de Honor, cargo que le es propio por ser Alcaldesa-Presidenta del Excmo. Ayuntamiento de Madrid tan unido desde siempre a Santa María la Real de la Almudena de cuyo cabildo municipal es expresamente Patrona. Pero por problemas de última hora nos han comunicado que no le es posible asistir. Lo tomará en su nombre y representación la Ilma. Sra. Dª Isabel Martínez-Cubells Yraola, Concejal-coordinadora del área de Comunicación.

Siento de todo corazón que nuestra Alcaldesa no esté presente pero no podía haber mandado una sustituta mejor. Isabel Martínez-Cubells entró en la Corte Infantil de la mano de su abuela, la inolvidable Dama-Celadora Carlota Cendra, hace años. Y es, por tanto, Dama de la Corte de Honor desde antiguo. Gracias Isabel por representar a Dª Ana Botella, nadie como tú para hacerlo. Nadie como tú para darle nuestro abrazo de bienvenida. Nadie como tú para transmitirle lo que es la Corte de Honor y nuestra devoción a María en su advocación de Almudena.

Pero antes de que esta Fiesta Capitular, tan soñada, tan mimada, tan preparada termine queremos que el Cardenal Arzobispo de Madrid, que presidirá esta ceremonia y cuya presencia nos llena de gozo, bendiga el guión conmemorativo de este primer Centenario. El guión, regalado por las actuales 97 Celadoras y por otras tantas Damas de la Corte de Honor que se nos han querido unir, saldrá, Dios mediante, los días 9 de Noviembre sirviendo para dar más prestancia a la procesión en honor de nuestra Patrona.

Agradezco al Sr. Cardenal su labor, ¡siempre!, en pro de la devoción a nuestra Patrona pero hoy, más en especial porque ha conseguido que a través de esta eucaristía se pueda obtener Indulgencia, cumpliendo los requisitos habituales impuestos por la Santa Sede. ¡Qué precioso regalo de cumpleaños!

Dentro de la fraternidad en el amor a María que supone la relación entre las Cofradías, encarezco la presencia de los Hermanos Mayores y representantes de las Juntas Directivas de

- la Real Esclavitud y Santo Rosario Cantado de la Almudena,

- la Real e Ilustre y Fervorosa Cofradía y Hermandad de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima de la Esperanza Macarena,

- la Real, Muy Ilustre y Primitiva Congregación de San Isidro Labrador de Naturales de Madrid,

- la Real Congregación de la Virgen de Atocha,

- la Congregación de la Virgen de la Paloma,

- la Hermandad de Cruzados de la Fe (Cofradía del Silencio y del Santísimo Cristo de la Fe)

- la Real Hermandad de Caballeros de San Fernando

- la Maestranza de Caballería de San Fernando

Y la Hermandad de Nuestra Señora de Begoña, que se han trasladado especialmente desde Bilbao para celebrar con nosotras este Centenario.

No quiero olvidar a los sacerdotes que concelebrarán junto con monseñor Rouco. La Junta Directiva, y yo en su nombre, les agradecemos de forma muy especial su compañía, que posibilita la conmemoración de esta efeméride con la dignidad que se merece.

Y, cómo no, a los Hermanos Acólitos de la Macarena que con su labor cerca del altar darán mayor solemnidad al sacrificio siempre eterno, siempre real, siempre conmovedor de Cristo en el ágape eucarístico.

También quiero resaltar la generosa participación del Coro del Colegio Mater Salvatoris, tan unido a la Corte de Honor, por muchas razones, como a la familia Borbón Vargas. Hemos querido que la música del día de hoy la interpretara un coro de voces blancas porque apostamos por el futuro. La Corte de Honor no es algo caduco y antañón que se regodea en los éxitos del pasado. No, la Corte de Honor que celebra hoy su Fiesta Capitular solo tiene 100 años y mira al siglo XXI como un reto, como el espacio de tiempo que tiene por delante hasta celebrar un segundo Centenario. Y son ellas, nuestras hijas, nuestras nietas, las que lo vivirán, las que seguirán, infatigables porque lo han visto en casa y el ejemplo es la mejor escuela de vida, las que prolongarán nuestra labor haciendo que el nombre de María de la Almudena resuene en Madrid y, a través de Ella encuentren alivio muchas angustias.

La Fiesta Capitular terminará con el canto de la Salve Regina a los pies de nuestra Patrona.

Demos gracias a Dios.

                                                                  Macarena D’Ocón, Presidenta de la Corte de Honor

 

A las palabras de la Presidenta, el Sr. Cardenal ha contestado con este cariñoso tarjetón:

“Con mi gratitud por “sus palabras” y por la cuidada y piadosa preparación de la Celebración Eucarística del 1º Centenario de la Corte de Honor de Santa María la Real de la Almudena, van mi estima, mi afecto y mi bendición para todas Vds.

Antonio María Rouco”

 

 

Comments are closed.